Batman V Superman: El amanecer de la franquicia

 

No seamos fariseos: el encuentro a golpes entre dos íconos de las historietas es algo que muy pocos se quieren perder, por lo menos, no aquellos que crecieron con los personajes en sus diferentes formatos. Quizá eso es lo que motivo al director Zack Snyder a subirse a la aventura como quien monta un auto súper veloz: al principio pisa con miedo el acelerador y para la media hora ya no quiere quitar el pie.

3

No es precisamente una virtud. “Batman v Superman: El amanecer de la justicia” es el principio de un mundo más grande y a los estudios Warner Bros. parece que les urge recuperar el terreno acaparado por DisneyMarvel. Esa prisa es la que termina por entregarnos un filme torpe en su narración pero lleno de grandes choques, acercándola más al espectáculo visual con poca sustancia.

Marvel aprendió con el paso del tiempo y la aparición de nuevas cintas que podía experimentar ante un amplio puñado de superhéroes para elegir, DC Comics está apenas recorriendo ese trayecto pero parece no querer restarle solemnidad a sus dos principales estandartes. Por eso estamos ante una producción que no cede espacio a la comicidad, todo es sombrío y desalentador y los protagonistas no tienen mucho conflicto que enfrentar: simplemente les urge liarse y defender su postura.

super

Estos personajes unidimensionales, aunado a la solución rápida de conflictos medianos, son los que impiden que “Batman v Superman: El amanecer de la justicia” sea más que un espectacular punto de inicio lleno de efectos especiales para algo que se supone debe de sorprendernos y alcanzar niveles altos de calidad.

“BVS” es pues de esos filmes que buscan única y exclusivamente “entretener a guamazos”, lo que no representa mayor pifia toda vez que Snyder hizo exactamente lo mismo en “El hombre de acero” en el 2013. Sin embargo, para los que no son devotos de ese par de titanes, la historia podría resultarles larga y aburrida.

¿Necesitábamos otra larga introducción del huérfano con un apego insano por los murciélagos? ¿Superman tendría que convertirse en un referente intelectual cuando siempre ha sido un héroe bonachón un poco tonto y con alto sentido moral? Era innecesario, pero sí quedó corta la envoltura de ambos combatientes.

bat¿Le importa a los fans? No lo creo. Es como el regalo esperado en navidad: si viene envuelto en papel periódico da igual que si se ocupa una caja enorme o una envoltura carísima. El problema es para quienes no están familiarizados con el universo de DC y a quienes pretenden involucrar conforme se estrena el filme coral de “La liga de la justicia”.

Ver en pantalla grande a la trinidad de DC no es cosa menor: emociona, agrada, genera mucha adrenalina y significa un momento a recordar para aquellos que crecimos haciendo de estos héroes nuestros juguetes favoritos, con quienes imaginamos cientos de historias y a quienes pretendimos imitar en diversos juegos. Eso no se discute. Pero no basta con la sola presencia de los íconos, menos con un narrativa tan atropellada y que opera sólo para ser un primer eslabón.

Lo más interesante viene del enfadoso villano, un Lex Luthor (Jesse Eisenberg) con una personalidad molesta e irritante, como niño berrinchudo, y quien cuestiona a los héroes por su rol de vigilantes, pero, sobre todo, que busca respuestas ante las posiciones de poder. El discurso es tibio, pero es lo más atractivo del filme en el apartado histriónico.

lex
Las mujeres adquieren un rol protagónico que no alcanza en ningún momento a sus pares hombres, pero que es mucho más de lo que Marvel ha mostrado en todas sus otras historias, un logro pequeño que podría significar otra cosa ahora que se aproxima la aventura en solitario de “Wonder Woman” (Gal Gadot). Al final, las inteligentes fueron ellas, los machos musculosos se entendieron a patadas.

Lo que luce: el batimóvil, los gadets, los duelos. Zack Snyder tiene un historial de grande coreografías y aquí no fue diferente. Pero en cuanto a historia, está varios pasos atrás de lo conseguido en “Watchmen” (2009) y eso es culpa de un guión fragmentado, que comienza lento, toma velocidad y nunca baja las revoluciones.

ella
Los amantes de las aventuras más emblemáticas de Superman en el mundo de los cómics van a sentirse satisfechos con los minutos finales del filme, porque saben bien lo que se viene. Los que no, no necesitan ser adivinos: el camino está trazado y los de Warner optaron por ser evidentes.

Precisamente rememorando viejas glorias de este par, no queda más que decir: ¡santos aturdimientos, Batman! Hicieron un filme para fans acérrimos y el resto de los espectadores no fueron invitados.

Batman V Superman: Dawn of Justice (2016)

Director: Zack Snyder.
Protagonistas: Henry Cavill, Gal Gadot, Ben Affleck, Jesse Eisenberg, Amy Adams.
Guión: Chris Terrio, David S. Goyer.
Edición: David Brenner.
Fotografía: Larry Fong.

Fotos: página oficial Batman v Superman.

Juárez Góngora

Es orgullosamente yucateco. Egresado de la licenciatura en Periodismo en un colegio de la tierra del panucho y el salbut. Le dio por conocer varias zonas del país hasta que se avecindó en la Ciudad de México, donde se dedica a hacer textos para el mundo del internet. Amante de la literatura, melómano, pero primordialmente cinéfilo, de niño repasó películas en formato Betacam una y otra vez, hasta que finalmente, un buen día, fue al cine y de ahí no pudo salir.

Twitter 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Categorías