Ponle play: discos nuevos de Don Diablo, Dream Wife y Felipe el Hombre

Ponle play

 

Don Diablo

Si el “futuro” de la música electrónica es la desaparición de los límites para nutrirse de otros ritmos propios del pop, Don Pepijn Schipper llegó tarde al presente. Lo que sí trae consigo es una versatilidad a prueba de todo: no hay pista de baile que se resista a lo que ofrece en este nuevo trabajo.

El viaje musical al que nos lleva el holandés está lleno de optimismo y brillo. Sin duda es un disco motivacional o que trata de ponernos de buenas, pero lo más interesante es que no lo deja todo a la letras, sino que la música invita a sentirse bien. Es happy house.

 

Dream Wife

Lo que nació como un proyecto en una escuela de arte hoy alcanza su debut en largo y es un relajo total. Que no se entienda la frase como un desastre, sino como una fiesta en donde hay pocos momentos que tomarse en serio.

Las influencias van desde David Bowie hasta Madonna, porque la “esposa de ensueño” es una mezcla de muchas cosas. Ellas mismas lo referencian en sus letras (“do I confused you?”).

Lo curioso es que cuando se escucha cierto intento de dar firmeza al discurso es cuando mejor resulta.

 

Felipe el Hombre

Los de Chihuahua resumen en su disco debut lo que han significado tres años de ir y venir por el país tratando de mostrar su propuesta musical.

Es así como seguimos a ese señor Felipe, solitario de corazón que recorre los poblados del país para nutrirse de leyendas que se confunden con la realidad, trastocada en todo momento por la condiciones climáticas que le obligan a plantearse si está alucinando o no.

La personalidad de “Felipe” está muy definida, los de la banda están en proceso de construir la suya como agrupación, pero al menos traen una idea clara de lo que quieren hacer. Eso ya es una enorme ganancia.

 

Juárez Góngora

Es orgullosamente yucateco. Egresado de la licenciatura en Periodismo en un colegio de la tierra del panucho y el salbut. Le dio por conocer varias zonas del país hasta que se avecindó en la Ciudad de México, donde se dedica a hacer textos para el mundo del internet. Amante de la literatura, melómano, pero primordialmente cinéfilo, de niño repasó películas en formato Betacam una y otra vez, hasta que finalmente, un buen día, fue al cine y de ahí no pudo salir.

Twitter 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Categorías