Imagen: IMER.

Ponle play: discos nuevos de Wild Nothing, Connan Mockasin y Peter Bjorn and John

Ponle play

Wild Nothing

Nunca han sido una banda de altos vuelos, quizá porque transitan entre subgéneros con poderosa coquetería, lo que no termina de definir su estilo, pero sí les da oportunidad de exponerse cual versátiles son.

La propuesta en esta ocasión se aleja de estruendos, y aunque el shoegaze sigue ahí en completa armonía con el post punk, la suavidad en las melodías es lo que sobresale en este nuevo trabajo.

Peter Bjorn and John

Nos acostumbraron a letras felices y optimistas, pero la pesadumbre de un mundo cada vez más cínico les alcanzó y entregan su disco más sombrío hasta el momento.

Si bien musicalmente no representa un logro y mucho menos un reto, se nota que el peso que persiguen está en lo lírico.

Probablemente no encontraron los sonidos apropiados para acompañar el escenario que ofrecen.

Connan Mockasin

Para el neozelandés todo ha sido siempre una gran broma, desde las letras hasta el modo en que las arropa musicalmente. Es por eso que su nuevo álbum pareciera un producto cualquiera, pero que muy probablemente intente dejarnos llevar a través de líricas chuscas como cuando alguien suelta un chiste en el momento menos apropiado.

Aún así, la ambiguedad sonora de este material parece más una falta de compromiso que un intento por envolvernos en atmósferas vinculadas a sus letras.

Igual y todo se trata de poner la interrogante como tema principal, un enorme signo de interrogación que se coloca por encima de todo a propósito de la duda que nos asalta ante lo que acabamos de escuchar.

Juárez Góngora

Es orgullosamente yucateco. Egresado de la licenciatura en Periodismo en un colegio de la tierra del panucho y el salbut. Le dio por conocer varias zonas del país hasta que se avecindó en la Ciudad de México, donde se dedica a hacer textos para el mundo del internet. Amante de la literatura, melómano, pero primordialmente cinéfilo, de niño repasó películas en formato Betacam una y otra vez, hasta que finalmente, un buen día, fue al cine y de ahí no pudo salir.

Twitter 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Categorías