Cine

Varias razones por las que Hugo Stiglitz noquearía a Chuck Norris en dos segundos

En la cultura popular Chuck Norris es el todopoderoso. La malévola libertad creatividad en internet y los trending topic en Twitter le ha conferido un poder que va más allá de lo sobrenatural y eso es fantástico, pero me atrevo a sugerir que el buen amigo Chuck no tiene nada que hacer con nuestro Hugo Stiglitz. Y no olvidemos que también tenemos a los hermanos Almada quienes saben muy bien cómo dar buenos cates.

Enlistaré algunas razones:

1) A pesar de tener 75 años y una carrera ya hecha se ha atrevido a participar en telenovelas como “Cielo Rojo” ¡y junto a Edith González! Eso es una clara muestra de que no teme a los retos y las críticas le importan muy poco.

2) Interpretó a Robinson Crusoe en 1969. Es decir, ha interpretado personajes literarios- dándose muuuuuchas libertades creativas- pero hizo que esta creación de Daniel Defoe llegue a miles de mexicanos en una época medio extraña del cine mexicano. Y le fue tan bien que repitió un par de años después con “Robinson Crusoe y Viernes en la isla encantada”.

3) Interpretó a un psicópata muy al estilo mexicano en “La noche de los mil gatos”. En un anterior texto publicado en este honorable portal Gaio Ninja manifesté que este película es deficiente en muchos aspectos aunque acá se demostró la visión innovadora de Stiglitz tanto el guión como en la creación del personaje: un chico ligeramente loquito que llevaba bellas mujeres a su hogar para luego utilizarlas como Whiskas gourmet para sus mininos. (Si esto no representa auténtico amor a los animales, no sé qué es). ¡Ah! Y como otra muestra de amor a los animales tenemos “Keiko en peligro” (1990).

 

Imagen: www.benitomovieposter.com

 

4) Chuck Norris agarraba a cates a todos los que se le pusieran enfrente ya sea como “Walker Texas Ranger” u otro policía bonachón que sufre un trauma del pasado, pero sólo Hugo Stiglitz se ha enfrentado a zombies evolucionados que saben pilotear aviones, manejar cierras, clavar cuchillos y planean conquistar en el mundo. ¿No me creen? Busquen “Nightmare City” (1980) de Umberto Lenzi.

5) En “Cementerio del terror”, acompañado de “grandes actores” como Usi Velasco, Eduardo Capetillo y Edna Bolkán, es un respetado doctor que trata de advertirle al mundo del asesino Devlon y nadie le hace caso, con resultados desastrosos. El traje de rayas que Stiglitz llevaba es inolvidable y el final, aunque un tanto risible, sí es bastante innovador para el cine mexicano comercial de los ochenta.

6) De los personajes fallidos de la política mexicana no se ha olvidado y por eso tenemos “Durazo, la verdadera historia”, “Magnicidio”, “Matanza en Matamoros”, “Masacre en el río Tula” y “Camarena Vive”, entre otras. Interpretando a un policía o judicial la crítica al gobierno en turno estaba presente, sutil, pero presente.

7) Protagonizó “Tintorera” (¿hay algo más qué decir al respecto?). Ese tiburón tigre se las vio bien negras con Stiglitz. Y si estás pendiente de la programación de los canales de cine mexicano por cable, te la encontrarás cada dos por tres, como “El arrecife de los alacranes”.

Imagen: www.veryhelpful.net

 

 

8) Estuvo en varios producciones internacionales como la ya mencionada “Nightmare City” , entre otras. Su figura trascendió las fronteras de México y su visión innovadora y puro placer de contar historias, olvidándose de los tintes intelectuales, le dio el tinte de actor de culto que hoy tiene. Si no, pregúntele a Quentin Tarantino.

9) Hizo cine, de cuestionable calidad tal vez, pero su amor al séptimo arte mantuvo vivo esta industria mexicana en una época en la que era la última preocupación del gobierno federal.

10) También se atrevió a hacer comedia así que podemos verlo en “Tres lancheros muy picudos” (1989) junto al grandísimo Alfonso Zayas y la “excelsa actriz” Lina Santos. Dudo mucho que Orson Welles fuera inspiración para el guión pero el público mexicano la fue a ver al cine aunque ahora lo quieran negar.

11) Se atrevió a acompañar a Eugenio Derbez en “No se aceptan devoluciones” (2013). Ya, no voy a decir más.

Para algunos, Hugo Stiglitz es referencia de cine de pésima calidad y para otros de culto. Para mí, es el gran héroe visionario que con pocos recursos creó historias y personajes que entretuvieron a los mexicanos durante difíciles años, de crisis económicas y gobiernos inciertos. Fue héroe de acción, asesino, policía, esposo malvado, psicópata y el ínterin daba muy buenos golpes. Su carrera en el cine de acción aún no termina.

Por todo lo escrito, Stiglitz se noquea a Chuck Norris en un dos por tres. He dicho.

María del Mar Boeta

María del Mar Boeta

Quiere un muñeco tamaño real de Chucky el Muñeco Diabólico. Piensa pagarlo con sueldos de reportera, historiadora y Copy Writer. Escribe bien bonito para el proyecto rock-musical-psicodélico Malosa Mami.

Facebook 

Comments

comments

Click to comment

Danos tu opinión!

Lo más popular

To Top
%d bloggers like this: