Ponle play: nuevos discos de Akdong Musician, Baustelle y The McClymonts

 

Akdong Musician

A veces pecamos de ignorancia cuando decimos que “todos los chinos son iguales” y nos referimos por igual a cualquier país de Asia. Con el K-Pop, J-Pop, similares y conexos, ocurre algo parecido, pues las compañías productoras han optado por la producción de agrupaciones que siguen una fórmula de baile pegajoso y sonidos de éxito probado.

Pero entre tanta generalidad aparecen propuestas como la de los hermanos Lee Chan Hyuk y Lee Soo Hyu, que si bien tampoco traen muchas sorpresas bajo el brazo, sí se atreven a explorar ritmos y géneros para nutrir un pop básico pero para nada monótono.

Al menos hay diversidad, aunque algunos temas suenen muy infantiles, pero es la forma en la que este par alza la mano para mostrar que hay modos de hacer pop sin dedicarse a la vil maquila.

 

Baustelle

Mientras tanto, en Europa, los de Siena, Italia, siguen con sus piezas dedicadas al amor y con un dramatismo que acerca su séptimo álbum a un producto lleno de una mística mediterránea como la del pop de sintetizadores ibérico que llegó a México con tardanza ahí por los 80.

Si bien es un poco difícil aproximarse a la letras pues “non parlo l’italiano”, en lo musical hay una reinterpretación de la balada convencional que no aburre, aunque los temas más atractivos son los que juegan con ritmos africanos y se atreven a ser más juguetones con las armonías de los teclados.

 

The McClymonts

Trío de música country australiano femenino. Y con un enorme sentido de cómo sonaba el pop de solitas femeninas en los 90.

Los arreglos con guitarras eléctricas y teclados le dan un tono coqueto a la melodía genérica que presentan y si bien son dulces voces que dan un toque de modernidad al country, no pasa de ser algo que se ha escuchado antes con acertada fusión, pero, ahora, con poca creatividad.

 

Juárez Góngora

Es orgullosamente yucateco. Egresado de la licenciatura en Periodismo en un colegio de la tierra del panucho y el salbut. Le dio por conocer varias zonas del país hasta que se avecindó en la Ciudad de México, donde se dedica a hacer textos para el mundo del internet. Amante de la literatura, melómano, pero primordialmente cinéfilo, de niño repasó películas en formato Betacam una y otra vez, hasta que finalmente, un buen día, fue al cine y de ahí no pudo salir.

Twitter 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Categorías