Imagen: Rolling Stone.

Ponle play: discos nuevos de Xoel López, Instituto Mexicano del Sonido y Morrisey

Ponle play

 

Morrisey

Esta intención de ser incendiario para llamar la atención está funcionando, lamentablemente para él no con las nuevas generaciones, quienes ven a un hombre radical que musicalmente no está ofreciendo novedades y que en sus letras parece no estar conforme con nada. Pero quienes le hemos seguido por años sabemos que Steven Patrick es la viva esencia de eso que dice “genio y figura hasta la sepultura”.

Si bien no está en su mejor momento creativo, al menos ha vuelto a producir con constancia y eso podría traernos en un futuro cercano un disco a la altura de sus comienzos solistas, pero por lo pronto, “Low in High School” hace honor al título y pasa “de panzazo”.

 

Instituto Mexicano del Sonido

Regresa esa “chunchaka” electrónica que divide opiniones, sólo que ahora es más “americana” que nunca.

El proyecto de Camilo Lara igual se nutre de ritmos andinos y de norteamérica para acompasar esa cumbia irreverente que ha ofrecido desde hace años. Su nuevo trabajo viene lleno de sonidos tan diversos que es imposible clasificarlo y eso está bien, porque no se supone que volvamos al sonidero desgastado, sino que vaya más allá. Y lo logra.

Mucha “sabrosura” nutre el quinto largo del proyecto, lleno de colaboraciones que  dan un toque variopinto a la nueva producción.

 

Xoel López

No hay nada más “indie” que la música que hace este gallego. Este viejo lobo de mar de la escena independiente española regresa con su disco 14 y se asienta en sus intentos folk para consolidarse como un hábil narrador de escenas y lugares.

Con ritmos afrolatinos va contando esa vuelta a la capital (Madrid) en donde se asoma un futuro alentador, pero es lo que hay. Y lo canta con tintes poéticos, pese a todo.

 

Juárez Góngora

Es orgullosamente yucateco. Egresado de la licenciatura en Periodismo en un colegio de la tierra del panucho y el salbut. Le dio por conocer varias zonas del país hasta que se avecindó en la Ciudad de México, donde se dedica a hacer textos para el mundo del internet. Amante de la literatura, melómano, pero primordialmente cinéfilo, de niño repasó películas en formato Betacam una y otra vez, hasta que finalmente, un buen día, fue al cine y de ahí no pudo salir.

Twitter 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Categorías