Ponle play: discos nuevos de Marshmello, Grenda y Bebe Rexha

Ponle play

 

Marshmello

El dj estadounidense parece haberse quedado atrapado en su mezcla de dubstep y trap que sorprendió a algunos con su aparición pero que ahora, lejos de sonar “retro”, pinta como una combinación deslucida y falta de creatividad.

De hecho, suena a que son las piezas que no entraron en su largo del 2016 y ahora, retocadas, buscan tener salida.

No hay una evolución, pero tampoco es más de lo mismo. Es un claro estancamiento.

 

Grenda

El tijuanense Eduardo Amezcua entrega un nuevo trabajo con una paleta de sonidos más amplia y pasajes construidos con una sólida base de sonidos que ha ido descubriendo desde que inició en la música electrónica a los 15 años de edad.

El productor fronterizo se atreve a exponer piezas que fusionan el hip hop con el R&B, alternando entre tracks un manejo a consciencia de oscuridad y brillo que conectan con tino con el estado de ánimo de quien escucha.

A momentos parece que estamos ante la creación del soundtrack de su vida, con momentos agrios y felices.


Bebe Rexha

Ahora que el internet nos permite construir a una “superestrella” aunque sólo tenga una tercia de hits en su haber, por fin llegó la prueba de fuego para la neoyorquina, quien ofrece un disco muy ligero, en donde no has terminado de conectar con un tema cuando éste ya acabó.

Está claro que su carrera está ahora programada para ser la máquina de hits, porque no hay una voz propia ni tema central que se exhiba con poderío. Se trata sólo de un disco con canciones breves, diseñadas para pegar en donde quiera que puedan ser utilizadas.


 

Juárez Góngora

Es orgullosamente yucateco. Egresado de la licenciatura en Periodismo en un colegio de la tierra del panucho y el salbut. Le dio por conocer varias zonas del país hasta que se avecindó en la Ciudad de México, donde se dedica a hacer textos para el mundo del internet. Amante de la literatura, melómano, pero primordialmente cinéfilo, de niño repasó películas en formato Betacam una y otra vez, hasta que finalmente, un buen día, fue al cine y de ahí no pudo salir.

Twitter 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Categorías