Ponle play: discos nuevos de Diamante Eléctrico, Gepe y Novelist

Ponle play

 

Diamante Eléctrico

Los colombianos ofrecen su lado más brillante y “coqueto”. La consigna ahora es hacernos mover el pie, lo que no significa que sacrifiquen su estilo experimental, por eso encontramos entre guitarras teclados que nos remiten a la onda setentera que evoca mucho soul cachondón y luces pastel por todos lados.

La apuesta es por la electrónica, giro que les sienta bien y representa a la vez un descanso, de esos que se necesitan a ratos para después encarrilarse con pilas recargadas.

La pausa tiene buen tono y grato sabor.

 

Gepe

El homenaje del chileno a la música tradicional de su país se escucha sentido, medido y apropiado: es una carta de amor a los ritmos que permitieron la evolución del pop y la balada andina, mismos que sirvieron como base para la explotación de múltiples ritmos y melodías que hoy colocan a este país como uno de los máximos innovadores de la música comercial latinoamericana.

Sin embargo, su estructura sonará lejana para quienes lo aborden como curiosidad y no como lo que es: un tributo necesario a la voz de Margot Loyola.

 

Novelist

No es necesario ser tan denso para hacer conciencia y Kojo Kankam trae esa inercia del reconocimiento previo para envalentonarse aún más y hacer de su sinceridad un arma letal y provocativa.

Se trata de un disco de altos vuelos que simplifica temas y ritmos para hacer el mensaje digerible, sin dulcificarlo. Desprovisto de “suavizantes”, el chico de Londres expone desde el principio que estamos ante un compendio de “netas”. Con la bandera de honestidad de frente, se atreve a profundizar en la “novela” que ha creado para exponer las vivencias de este asombrado personaje que cuestiona lo que encuentra a su paso, logrando con ello un recuento de momentos que no tienen locación: pasa en cualquier rincón del mundo.

 

Juárez Góngora

Es orgullosamente yucateco. Egresado de la licenciatura en Periodismo en un colegio de la tierra del panucho y el salbut. Le dio por conocer varias zonas del país hasta que se avecindó en la Ciudad de México, donde se dedica a hacer textos para el mundo del internet. Amante de la literatura, melómano, pero primordialmente cinéfilo, de niño repasó películas en formato Betacam una y otra vez, hasta que finalmente, un buen día, fue al cine y de ahí no pudo salir.

Twitter 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Categorías