Imagen: La Jornada.

Ponle play: discos nuevos de Camilo Séptimo, Lorelle Meets The Obsolete y Marina

Ponle play

Camilo Séptimo

Este nuevo trabajo de los mexicanos parece la continuación de “Óleos”, más bien, la edición e integración de los temas que quedaron fuera de esa producción. Y aunque el synth pop que saben hacer tan bien no ha reducido en calidad, sí parece que el título de “Navegantes” hace referencia a la búsqueda de nuevos sonido, sin que escuchemos tal pesquisa.

Por el contrario, estamos ante una propuesta que procura ser profunda sin conseguirlo. Se queda en la superficie, indaga líricamente en el descubrimiento sin que alcance a ser una cavilación de fino calado.

Lorelle meets the Obsolete

El primer disco psicodélico mexicano del año es tan espeso que su tránsito podría ser tedioso para algunos escuchas, pero si prestamos atención, si nos clavamos en los detalles, encontraremos que el dúo conformado por Lorena Quintanilla y Alberto González tiene un discurso muy definido.

Los primeros temas presumen densidad y el gran logro de este par es posicionarnos primero en atmósferas oscuras y duras, para ir pieza tras pieza acercándose a la luminosidad.

Depurando su estilo logran un álbum que bien cuadra como banda sonora en un día nublado que a poco se va llenando de sol.

Marina

La misma cantautora lo explica en una de sus canciones: “I’ve got shit to do”. Y con esa idea en mente se convirtió en productora, compositora y demás, a fin de concretar toda la musicalidad en mente.

La mujer de ascendencia venezolana crea un disco que invita a “viajar entre planetas”, atravesando escenarios con un acompasado R&B que cambia de ritmo para mutar en una suerte de rapeo que no llega a ser tal.

De temas un tanto sosos, alcanza notas destacadas en piezas como “Break me”, el verdadero himno de este trabajo, una canción suave, tierna, y que podría ser la misma representación de una mujer que ha tenido que construirse a sí misma para hacerse camino en la industria.

Juárez Góngora

Es orgullosamente yucateco. Egresado de la licenciatura en Periodismo en un colegio de la tierra del panucho y el salbut. Le dio por conocer varias zonas del país hasta que se avecindó en la Ciudad de México, donde se dedica a hacer textos para el mundo del internet. Amante de la literatura, melómano, pero primordialmente cinéfilo, de niño repasó películas en formato Betacam una y otra vez, hasta que finalmente, un buen día, fue al cine y de ahí no pudo salir.

Twitter 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Categorías