Ponle play: discos nuevos de Austra, SOHN y Foxygen

 

Austra

Un dance pop que desafortunadamente coincidió con la toma de protesta de Donald Trump, resultando una penosa coyuntura, no porque el trabajo de los canadienses no funcione, sino porque su “Future Politics” parece una profecía, pese a que fue concebido mucho antes de que se pensara que ese personaje pudiera ocupar la Casa Blanca.

Pero es difícil que podamos pensar en política mientras nos encontramos en una discoteca escuchando el álbum de los de Montreal. Pero se puede. Porque la combinación es exitosa aunque no sea tan pegajosa. Hay incluso un canto a los 43 de Ayotzinapa al final del álbum, es bastante notorio, y la tónica del disco es en el mismo sentido: letras mínimas pero muy significativas.

No hay un “match” preciso pero no deja de ser disfrutable.

 

SOHN

Riquísimo el blues que presenta este inglés que saca por fin un larga duración en donde mezcla con mucha frescura ritmos electrónicos y las melodías íntimas, pequeñas, un tanto como el debut de James Blake, pero atreviéndose incluso a metalizar la voz por momentos, darle ecos y convertirla en un verdadero instrumento.

Pianos loopeados y vocales dolorosas al modo del R&B, un interesante trabajo que con más empuje hubiera logrado momentos explosivos, pero, tremendo en determinadas piezas.

 

Foxygen

¿No les pasa que escuchan a este dúo y parece una imitación de David Bowie? Es un rock que se concentra en lo teatral, con una instrumentación muy elaborada y sonidos que poco tienen que ver con estruendos y estructuras convencionales.

A rato coqueteando con el rock sinfónico, nadie pensaría que aquí hay una propuesta de dos mentes, muy dotados para ponerse a jugar con los ritmos y entusiastas de la música de vieja escuela, pese a que son unos jovenazos que comenzaron su camino hace 10 años.

 

Juárez Góngora

Es orgullosamente yucateco. Egresado de la licenciatura en Periodismo en un colegio de la tierra del panucho y el salbut. Le dio por conocer varias zonas del país hasta que se avecindó en la Ciudad de México, donde se dedica a hacer textos para el mundo del internet. Amante de la literatura, melómano, pero primordialmente cinéfilo, de niño repasó películas en formato Betacam una y otra vez, hasta que finalmente, un buen día, fue al cine y de ahí no pudo salir.

Twitter 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Categorías