Imagen: El País.

Ponle play: discos nuevos de Aterciopelados, Kanye West y Father John Misty

Ponle play

 

Aterciopelados

La banda colombiana tiene un ecléctico retorno tras 10 años de no presentar música nueva. Se dan el lujo de ser activistas y críticos en un tema, para transformarse en una bola de baile al track siguiente.

Entre el vallenato y el blues, el dúo incluso se aproxima al hip hop en simpáticos combos como el que hicieron con Ana Tijoux.

Un disco de contrastes que exhibe la libertad creativa de este par, aunque no sean tan encantadores del todo.

 

Kanye West

Muy probablemente al rapero le pesó toda la enemistad que ha cosechado tras su abierta postura a favor de Donald Trump y sus comentarios sociopolíticos radicales, porque vuelve con un actitud más humilde y con más ganas de centrarse en lo que sabe hacer mejor: producir grande temas.

Más allá de sus ideas poco simpáticas, West ofrece mucho de soul clásico en “ye” combinado con sus sampleos de toda la vida para darle mucho sentido musical a una obra que no alcanza niveles de excelencia, pero que mantiene esta línea de vitalidad y talento que ha demostrado el de Atlanta.

 

Father John Misty

Tillman vuelve a regodearse en la miseria, sólo que ya sin tanto sarcasmos y sí con un ánimo descorazonado ante lo que exhibe como nuestra más honesta estupidez.

Tras una obra maestra como “Pure Comedy”, el de Maryland se despoja un poco del traje nihilista y ya sin tanto cinismo se arma de un piano melancólico para abordar los terrenos menos vendibles del pop. Y aunque a ratos trata de reírse de sí mismo y todo el absurdo que nos rodea, la nostalgia y el sentimiento de que todo podría ser mejor le invaden para evidenciar un ánimo decaído y triste.

 

Juárez Góngora

Es orgullosamente yucateco. Egresado de la licenciatura en Periodismo en un colegio de la tierra del panucho y el salbut. Le dio por conocer varias zonas del país hasta que se avecindó en la Ciudad de México, donde se dedica a hacer textos para el mundo del internet. Amante de la literatura, melómano, pero primordialmente cinéfilo, de niño repasó películas en formato Betacam una y otra vez, hasta que finalmente, un buen día, fue al cine y de ahí no pudo salir.

Twitter 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Categorías