Cine

Peter Pan y el filme que no quiso volar -a falta de momentos felices-

Adaptar “Peter Pan” al mundo del cine, históricamente, no ha sido fácil. Han sido más los resultados fallidos que los que han conseguido hacer algo decoroso o cercano al universo construido por James Matthew Barrie. Y es complicado por la gran cantidad de lecturas que ofrece la historia del niño que se negó a crecer.

Joe Wright sabe contar, de manera eficiente, dramas históricos o insertados en épocas donde el romanticismo se encontraba en cada flor del planeta y esperábamos algo similar al realismo mágico o lleno de fantasía en el “Pan” que intentó. Lo que entregó fue más un chiste.

Y es así porque no basta con que se quiera reinventar el origen del chico que podía volar o de insertar un nuevo personaje a la historia (el famoso “Barbanegra” al que da vida Hugh Jackman), sino porque no hay móviles lo suficientemente sólidos como para engancharnos con esta especie de precuela.

Pareciera que al director no le importó que no todo mundo esté familiarizado con las aventuras de “Peter Pan”. Hay una celeridad frustrante en la introducción, desarrollo y armado de los personajes; todos ellos presentan móviles que suponen evolucionar en algún momento y se quedan en nada.

En contraparte, Wright le dio más peso a lo visual para adentrarnos en el mundo alterno a la barbarie que tocó vivir al joven Peter (Levi Miller) durante la Segunda Guerra Mundial, un intento por evadir la realidad que se antojaba interesante, pero sólo aparece como un referente y no una idea a desarrollar.

Lo mismo ocurre con esos momentos en que niños y jóvenes corean los temas musicales “Smell Like Teen Spirit” de Nirvana y “Blitzkrieg Bop” de The Ramones. Como guiño son insuficientes. Quizás evoquen sentimientos de rebeldía, algo cercano a la juventud eterna que tanto representa la figura de Peter Pan, pero son como una probadita, una extravagancia, no forman parte de un todo, uno por cierto muy deslucido.

Las mismas secuencias de combate se ven falsas por su barroca coreografía y el tiempo en el que los personajes se descubren como protagonistas de la historia es tan breve que pareciera que nunca han dudado de su carácter especial o de ser algo más que un ser humano.

Y quizás el detalle más notorio es vendernos al Capitán Garfio (Garrett Hedlund) como un bonachón aventurero que nunca explica porqué se encuentra en la Tierra de Nunca Jamás. Llama la atención porque la película comienza prometiéndonos revelar el momento en que Pan y el popular pirata se convierten en enemigos. No vemos nada de eso, ni un ápice de por dónde pudiera iniciar ese desencuentro. Es la constante de la cinta: promete todo, no resuelve nada.

La intención es, a todas luces, crear una franquicia que lleve al desencuentro de los personajes principales, algo al modo de lo que se intentó con la elaboración de los episodios I, II y III de Star Wars. Creo todos recordarán los horrible que fue cuando prefirieron el mercado en vez de que nuestra imaginación complete el círculo. Ni modo, aferrémonos a nuestros recuerdos felices, pues este “Peter Pan” tiene mucha flojera de volar.

Pan (2015)

Director: Joe Wright.
Protagonistas: Hugh Jackman, Levi Miller, Rooney Mara, Garrett Hedlund.
Guión: Jason Fuchs.
Fotografía: John Mathieson, Seamus McGarvey.
Edición: William Hoy, Paul Tothill.

 

Artículo publicado en Azteca Noticias: http://www.aztecanoticias.com.mx/notas/entretenimiento/233313/peter-pan-la-pelicula-que-no-quiso-volar

Juárez Góngora

Es orgullosamente yucateco. Egresado de la licenciatura en Periodismo en un colegio de la tierra del panucho y el salbut. Le dio por conocer varias zonas del país hasta que se avecindó en la Ciudad de México, donde se dedica a hacer textos para el mundo del internet. Amante de la literatura, melómano, pero primordialmente cinéfilo, de niño repasó películas en formato Betacam una y otra vez, hasta que finalmente, un buen día, fue al cine y de ahí no pudo salir.

Twitter 

Comments

comments

Click to comment

Danos tu opinión!

Lo más popular

To Top
%d bloggers like this: