Cine

Los 4 fantásticos: el ensamble maldito que el cine odia

Reinvenciones vienen y van y parece que el cine no se hizo para el brillo de Los 4 fantásticos. El nuevo filme que pretende devolverle el decoro al cuarteto de astronautas se toma mucho tiempo para el esperado ensamble, al grado de que su culminación es más rápida que el tráiler de la misma cinta.

Tal parece que tanto manoseo en la producción del filme terminó por afectar el resultado final, una cinta más sombría y menos infantil que lo que vimos en el 2005 bajo la dirección de Tim Story. Sin embargo, lo que se aprecia es más un intento por hacer algo con los derechos sobre los personajes aunque sea atropellado y con poco sentido.

Josh Trank entusiasmó con su historia Poder sin Límites, donde un grupo de jóvenes debían lidiar con la inesperada aparición de súper poderes, lo que hacía pensar que podría con la consigna de rejuvenecer al grupo liderado por Reed Richards (Miles Teller) y hacer algo serio con la llegada de sus habilidades especiales.

Pero Los 4 fantásticos es una especie de carrera contra el tiempo. Hay un intento frágil de explorar la personalidad de estos personajes antes y después del suceso que permite un cambio en sus capacidades y Trank parece olvidar que no todos están familiarizados con la historia.

Tristemente, los protagonistas parecen decididos a hacer homenaje a los nombres de los roles que les fueron asignados: Kate Mara (interpreta a Sue Storm) es prácticamente invisible, su personaje nunca despega; Jaime Bell (encarna a Ben Grimm) es una plasta cualquier rondando por ahí -al grado de que se convierte en la Mole por error y/o capricho- y Michael B. Jordan (Johnny Storm) quiere hacer todo tan deprisa, como la película, que se toma como hora y 10 minutos en intentar cuajar.

El caso de Miles Teller es diferente pues el director pretende darle todo el peso de la cinta como el descubridor de esta “zona negativa” que tanta relevancia tiene para el universo Marvel en las historietas, pero no se ve el modo en que este grupo tan pálido pueda acercarse a las grandes tramas de superhéroes que ahora abundan.

Cuando los chicos obtienen sus poderes y creemos que por fin vamos a ver, por lo menos, un despliegue de efectos especiales que nos entreguen una batalla épica, nos topamos con enfrentamientos deslucidos que tienen poca lógica: un villano con el poder suficiente para destruir humanos sólo con pensarlo que no se atreve a destruir a los héroes en cuestión.

Los 4 fantásticos funcionaría si se tratara de una introducción, es decir, un bosquejo de lo que habremos de ver cuando el equipo ya se haya integrado y viven cientos de aventuras. Pero no. Para ser un comienzo es demasiado tardado, aburrido y nos deja con ganas de más, no por bueno, sino porque nunca ofrecieron una historia que llegara a alguna parte.

Por alguna razón extraña, tal parece que Los 4 fantásticos no están destinados a hacer las cosas bien el mundo del cine live action. Ha habido episodios de menos de 30 páginas muchos más memorables en los cómics.

Fantastic Four (2015)

Director: Josh Trank.
Guión: Simon Kinberg, Jeremy Slater, Josh Trank.
Protagonistas: Miles Teller, Kate Mara, Jaime Bell, Michael B. Jordan, Toby Kebbell.
Fotografía:  Matthew Jensen.
Edición: Elliot Greenberg, Stephen E. Rivkin.

 

Reseña publicada en Azteca Noticias: http://www.aztecanoticias.com.mx/notas/entretenimiento/227780/los-4-fantasticos-perdidos-en-la-zona-negativa

Juárez Góngora

Es orgullosamente yucateco. Egresado de la licenciatura en Periodismo en un colegio de la tierra del panucho y el salbut. Le dio por conocer varias zonas del país hasta que se avecindó en la Ciudad de México, donde se dedica a hacer textos para el mundo del internet. Amante de la literatura, melómano, pero primordialmente cinéfilo, de niño repasó películas en formato Betacam una y otra vez, hasta que finalmente, un buen día, fue al cine y de ahí no pudo salir.

Twitter 

Comments

comments

Click to comment

Danos tu opinión!

Lo más popular

To Top
%d bloggers like this: