Ponle play: nuevos discos de Dropkick Murphys, You Me at Six y AOA

 

Dropkick Murphys

Los Dropkick Murphys llevan más de dos décadas haciendo punk. 11 Shorts Stories of Pain and Glory es sin duda una buena forma de comenzar el año, pues han matizado de tal forma los guitarrazos que suenan a un grupo de piratas ebrios sin que ello signifique una ofensa. Por el contrario: ¡son divertidísimos!

Adaptando la rudeza del punk con las tonadas celtas que les han acompañado durante toda su carrera, optaron por hacer música para espacios más grandes, apartándose de las tocadas de caracter semi íntimo.

Cuando parecía que no iban para más luego de un octavo álbum presentan este colorido recuento de anécdotas que explora las más movidas raíces del folk irlandés. Ah, porque son de Boston. De cepa.

 

You Me At Six

El quinto disco de estudio de los británicos, Night People, se inclina por un sonido para hacer retumbar estadios. Presentan una producción pulida que busca el hit instantáneo, tienen los recursos musicales para ello aunque hayan dejado de lado letras que iban más allá de las relaciones fallidas y el proceso de asimilar pérdidas.

Los fanáticos pueden estar satisfechos: el sonido es más grande, diseñado para que se escuche mucho poderío en las presentaciones en vivo.

Quizás no es el paso que muchos esperábamos para You Me At Six después de mucha inactividad, pero, los guitarrazos vienen con toda la intención de hacernos sentir bien. La radio ya tiene para programar y sentir que están siendo “rudos”.

 

AOA

AOA es de esos grupos de chicas que abundan en el K-Pop (o J, o S, o N, o lo que sea). Las Ace of Angels son de Corea del Sur y presentaron su primer LP sudcoreano luego de dos placas en largo para el mercado japonés. Claro, cantan en inglés porque hay que variarle para abarcar más mercado.

La fórmula es la de siempre: chicas muy lindas que hacen vistosas coreografías y cuyas voces no son exigidas. El electropop como se le concibe desde las mentes de los productores que saben lo que gusta a la muchachada. Y sigue funcionando.

Desde luego, está la balada pero abundan los ritmos dance. Se trate de la letra que sea, el pop asiático sigue presentando producciones con los mismos estándares de las boys bands de siempre: mucho efecto, poca sustancia.

Juárez Góngora

Es orgullosamente yucateco. Egresado de la licenciatura en Periodismo en un colegio de la tierra del panucho y el salbut. Le dio por conocer varias zonas del país hasta que se avecindó en la Ciudad de México, donde se dedica a hacer textos para el mundo del internet. Amante de la literatura, melómano, pero primordialmente cinéfilo, de niño repasó películas en formato Betacam una y otra vez, hasta que finalmente, un buen día, fue al cine y de ahí no pudo salir.

Twitter 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Categorías