Imagen: Nashville Scene.

Ponle play: discos nuevos de Soccer Mommy, DJ Koze y Oneohtrix Point Never

Ponle play

 

Soccer Mommy

Hoy que las nuevas generaciones están desesperadas por encontrar una voz que les represente de manera honesta y que aborde sus problemáticas de modo inteligente, una chica de 20 años alza la mano para intentar ser esa bandera juvenil que no sólo se dedique al perreo y al desenfreno, sino que enfrente las tragedias y golpes de la vida de manera serena.

Aunque de futbolista no tiene nada, Sophie Alisson le canta a la decepción y al entendimiento, al momento justo en que descubre que idealizó una relación y enfrentar la realidad es doloroso pero también educativo.

Lo más valioso es que no estamos ante la rabieta de una chica que se regocija en lamentos por el corazón roto, sino de una joven que entiende que los rompimientos y desamores son parte de la vida, y que para sanar debe dedicarle sus melodías a los momentos buenos pero también a la experiencia que dejan los malos.

 

DJ Koze

El productor alemán ofrece un abanico amplio de los géneros que más ha explorado al momento de ayudar a otros músicos a pulir sus temas. El aporte es el vértigo que imprime a cada uno, así que no importa que sean guiños al hip hop, una pieza meramente techno o un tema minimalista, la velocidad es su carta de presentación en este tercer discos de estudio.

El “llamado a la puerta” está lleno de sintetizadores que resaltan en una mezcla que se antoja casera, diseñada con toda la “buena intención” de ofrecer cierta intimidad, pero que en realidad buscan colarse en tu memoria de modo orgánico. Imposible no cabezear de un lado a otro en determinado momento.

 

Oneohtrix Point Never

Que incluya a colaboradores como ANHONI en esta novena placa nos deja claro que Daniel Lopatin va por sonidos diversos pero con un toque particular. Así, nos topamos con un disco conceptual que no es sencillo de digerir si no te tomas el tiempo para abrazar todos las mezclas de instrumentos que se nos ofrecen.

Se trata de un álbum que pretende estimular la imaginación para llevarnos a los lugares más misteriosos de nuestra mente, con temas intrigantes que parte de una base de cuerdas que va mutando track tras track, pavimentando un camino que se sirve de momentos igual emotivos que oscuros.

Se trata pues de la “banda sonora” de una sociedad sobre informada que se va distorsionando hasta alcanzar estados de plena confusión.

Dividido en cuatro momentos, Lopatin ofrece una visión desgarradora de una humanidad que ha querido destruirse todo el tiempo. Pese a sus esfuerzos por querer “mejorar”, el daño – en el discurso- siempre es mayor. Al final, somos lo que el hambriento capitalismo ha decidido que seamos. Y según Lopatin, pinta para estar peor.

 

Juárez Góngora

Es orgullosamente yucateco. Egresado de la licenciatura en Periodismo en un colegio de la tierra del panucho y el salbut. Le dio por conocer varias zonas del país hasta que se avecindó en la Ciudad de México, donde se dedica a hacer textos para el mundo del internet. Amante de la literatura, melómano, pero primordialmente cinéfilo, de niño repasó películas en formato Betacam una y otra vez, hasta que finalmente, un buen día, fue al cine y de ahí no pudo salir.

Twitter 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Categorías