Imagen: Billboard.

Ponle play: discos nuevos de Dapuntobeat, Ramona y The Ting Tings

Ponle play

 

Dapuntobeat

La agrupación mexicana de música electrónica le puso “más ondita” a sus composiciones y con gestos más melódicos y una dosis dulce de funk nos lleva a la pista de baile con ocho tracks muy bien estructurados para armar la fiesta en cualquier parte.

A ratos vuelven a sus orígenes, pero se nota que traen toda la intención de explorar más el house y llenar de colores pastel la pista de baile.

 

Ramona

Aunque no vuelven tan psicodélicos como en su debut, los chicos de Tijuana pulen sus modos para ofrecer un segundo disco más libre y trabajado en la ejecución, sin tanta experimentación y con el camino fijado: partir del amor como el alucinógeno más poderoso que habrá de llevarnos a niveles de exitación.

Sin embargo, el “viaje” tiene descansos prolongados que entorpecen el trayecto, con guitarras que interfieren con el armado entre sintetizadores que sientan bien para dejarse llevar. Aún así siguen siendo un referente importante de las ansias de resurgimiento de la psicodelia mexicana.

 

The Ting Tings

Si algo caracteriza al dúo británico de dance punk es que no suelen repetirse. Obvio, hay características que están siempre presentes, pero siempre tratan de buscar nuevas sendas y es el caso de su cuarto larga duración que viene más sombrío que nunca.

Pese a ser un trabajo breve se dejan escuchar algunas piezas que están alejadas del tono oscuro que tratan de imprimir en este nuevo álbum, consiguiendo impactar realmente cuando muestran su lado más ansioso y desesperanzado.

El disco comienza con enorme fuerza pero va dando tumbos, sobre todo cuando se salen del discurso para retomar ciertos momentos de luminosidad y diversión de anteriores tiempos.

 

Juárez Góngora

Es orgullosamente yucateco. Egresado de la licenciatura en Periodismo en un colegio de la tierra del panucho y el salbut. Le dio por conocer varias zonas del país hasta que se avecindó en la Ciudad de México, donde se dedica a hacer textos para el mundo del internet. Amante de la literatura, melómano, pero primordialmente cinéfilo, de niño repasó películas en formato Betacam una y otra vez, hasta que finalmente, un buen día, fue al cine y de ahí no pudo salir.

Twitter 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Categorías