Angry Birds: La película: realmente nos mandaron a volar

 

No existe a la fecha una adaptación cinematográfica de algún videojuego que haya alcanzado niveles notables en la narrativa fílmica. Quizá sea por tiempos, una maldición, los formatos tan similares que no permiten distinguir entre un acierto y no, pero lo real es que, pese a existir universos muy ricos en el mundo de los bits, la gran mayoría han sido un fracaso en la pantalla grande.

Angry-Birds-Movie

“Angry Brids: La película” prefirió irse por lo ligero, sin comprometerse, desarrollar una trama sencilla que respete lo que se ve en las diferentes plataformas para videojuegos y hacer lo que mejor saben estos pájaros iracundos: destruir los escenarios frente a ellos.

Así, hay una hora y media de necedades que funcionan bien para una tarde de palomitas, sin mayores pretensiones. La misma animación es mediana, no hay recursos explotados con tino y mucho menos innovación. Cumple en lo visual porque los colores chillones y los contrastes son necesarios para distraer ante personajes tan desangelados y unidimensionales.

Claro, sabemos que es un producto dirigido al público infantil, pero ello no indica que tuviera que ser ajeno al entretenimiento adulto. Como toda buena fábula, la moraleja se establece desde el principio y corona el esfuerzo del héroe para el final del filme. Más allá de eso, los pájaros vuelan por doquier con la única intención de ser chistosos. Y lo consiguen.

Gag tras gag, los protagonistas van rellenando tiempo pues son tan sosos que no hay ni siquiera espacio para la sorpresa. Sabemos en qué acabará todo, entendemos que no se trata de un drama de enormes proporciones, pero tampoco se vale desperdiciar tanto, más cuando el catálogo de personajes era vasto como para intentar un filme más nutrido en personalidades.

Angry-birds-la-pelicula-Descubre-lo-que-traman-los-cerdos-en-el-nuevo-trailer_landscape

Se supone que ver a estas aves en el intento por controlar su ira sería hilarante, al menos el videojuego lo es y de ahí su inmediato éxito, pero las referencias llegan al final, en el tránsito ocurren varias bromas escatológicas y referencias a la cultura pop que no entran forzadas pero reflejan el conformismo de querer ocupar a los populares pájaros para algo que expanda su universo.

A resaltar: no estamos ante un grupo de novatos en las mentes y manos detrás de “Angry Birds: La película”. Clay Kaytis formó parte del equipo de animación de “Frozen” y “Enredados”, Fergal Reilly estuvo como cabeza de equipo de arte en “Hotel Transilvania” y el guión es de Jon Vitti, la mente detrás de memorables episodios de “Los Simpson” y “The Office”. Entonces ¿qué falló? Que aquí trataron de juntarse varias bromas para ir desarrollando un argumento y no al revés.

Quizás la vida de Red (el rojo pájaro a quien presta su voz Jason Sudekis) no da para variados prismas, al final, lo que sabemos de él es que está enojado y quiere ayudar. La película se ciñe a ello sin brindar mayores detalles, si acaso algunos momentos de abandono y frustración abordados con simpleza, pero que no son suficiente para lograr niveles más elevados en la construcción de una personalidad.

maxresdefault

Es una completa necedad y como tal hay que disfrutarla. Y nada más. Como la broma insulsa: te causa extrañeza, te carcajeas, las recuerdas un momento y después a lo que sigue, que no hay mucho por atesorar.

Angry Brids: The Movie (2016)

Directores: Clay Kaytis, Fergal Reilly.

Guión: Jon Vitti.

Voces: Jason Sudeikis, Josh Gad, Danny McBride, Maya Rudolph, Peter Dinklage.

Edición: Kent Beyda, Ally Garrett.

Juárez Góngora

Es orgullosamente yucateco. Egresado de la licenciatura en Periodismo en un colegio de la tierra del panucho y el salbut. Le dio por conocer varias zonas del país hasta que se avecindó en la Ciudad de México, donde se dedica a hacer textos para el mundo del internet. Amante de la literatura, melómano, pero primordialmente cinéfilo, de niño repasó películas en formato Betacam una y otra vez, hasta que finalmente, un buen día, fue al cine y de ahí no pudo salir.

Twitter 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Categorías